Hola a todos

 

Buenas tardes a todos.

Por fin he sucumbido a la tecnología. Voy a hacer algo a lo que llevo dando vueltas mucho tiempo:  abrir mi corazón a mis alumnos y amigos, compartir reflexiones, atreverme a recomendar alguna obra de teatro que me haya interesado, extender el poco conocimiento que haya podido adquirir en mis años como profesora, escribiendo a través de este medio. Estoy nerviosa.

En la vida uno adquiere un papel. De pequeño, casi sin darte cuenta, vas teniendo un roll dentro de tu familia, y el mío nunca ha sido el de “ser intelectual” , eso quedaba para mis padres y mis hermanos, yo he sido muy querida, eso sí, pero no precisamente por ser lista o ir de intelectual.

Pero después de 30 años siento que ya me toca poder compartir lo que pueda saber, compartir la cantidad de cosas que mis alumnos me aportan cada año, y todo lo que pueda ayudar a otros a crecer.

Bueno… pues aquí va, espero que sea recibido con cariño y condescendencia por los lectores, jeje.

Mi primera reflexión viene a colación del nombre elegido para el blog DRAMAS SIN DRAMA, es decir, ¿Hacer teatro sin sufrir?, ¿Ser estudiante y pasarlo bien? ¿Encontrar en el trabajo y la disciplina gozo?

La respuesta es sí, existe una cierta creencia de que el actor sufre mucho, que el solo hecho de entrar en contacto contigo mismo debe ser a base de cierto sufrimiento y a costa incluso de la salud mental.

Pues bueno, a todos esos que lo creen y que por ello no se animan a hacer teatro les diría que por supuesto que existe otra manera de acercarse a la interpretación, que puede ser muy gratificante e incluso altamente recomendable para todo el mundo… es fascinante poderse expresar, con el cuerpo, con la voz, y con el alma.

Y desde aquí animo a todos a hacer teatro, como decía Augusto Boal, todos somos artistas, no dejemos que nos quiten la ilusión del arte, de contar historias, de crear personajes… todos tenemos algo que decir, y es casi una obligación. Por eso yo también me he decidido a escribir.

La historia del mundo hay que crearla entre todos, no dejemos que la escriban solo unos pocos. Todos tenemos que aportar nuestro granito para hacer de este mundo un lugar un poco mejor que el que nos hemos encontrado y estoy convencida de que el teatro, y así lo digo a mis alumnos cada último día de curso de los últimos 10 años, nos hace mejores personas, nos enseña tolerancia, y nos enseña respeto, amor y generosidad.

Por eso lo repito: ¡HAGAMOS TEATRO ¡ Continuar leyendo “Hola a todos”

el teatro es un arte vivo

 

A lo largo de mi carrera como profesora de interpretación he ido evolucionando y descubriendo nuevas herramientas, autores y estudiosos que han ido transformando mis clases.

Los propios alumnos a menudo hacen que los conceptos y las bases de la enseñanza vayan cambiando.

En uno de los cursos que impartimos en metrópolis, el laboratorio de estilos teatrales, hemos decidido estudiar a alguien relevante en el mundo del teatro cada trimestre y ponemos todo nuestro empeño en aplicar sus técnicas y descubrir qué aporta a todo lo que ya sabemos y cómo mejora nuestra actuación.

Tengo que reconocer que este último año ha sido revelador, el primer encuentro ha sido con

Anne Bogart ha conseguido calarnos hasta el fondo. Nos ha aportado presencia y escucha de tal modo que ahora me parece imposible no haber utilizado sus técnicas antes.

La conocí personalmente en un curso el pasado verano en la Bienalle de Venecia y empecé a familiarizarme con su técnica desarrollada en su compañía SITI COMPANY.

Ha simplificado lo que antes costaba mucho tiempo hacer comprender al actor y sobre todo experimentar.  Continuar leyendo “el teatro es un arte vivo”